(+34) 986013487

cursos y masters para trabajar en clinica dental

Cursos para ser director de clínica dental

julio 6, 2021

A día de hoy los profesionales del sector da la salud dental y las propias clínicas dentales se encuentran en un verdadero punto de total inflexión. Esta situación viene dada sin duda por los cambios a los que se enfrenta cada día el sector.

Esta situación sin duda es agravada, ya que la mayoría de los dentistas carecen de conocimientos de base en lo referente a la gestión y el marketing, por eso cada vez con más fuerza en este sector está aflorando con fuerza la figura de un/una director/a de clínica dental o de coordinador.

Como siempre que surge un nuevo nicho de mercado laboral, indagamos en él y te proponemos una formación en una profesión de presente y futuro dentro de este sector. Los cursos para ser director de clínica dental se basan en la gestión y el trabajo del marketing del sector dental; un campo que te dotará de los conocimientos que resultan necesarios e indispensables para poder ser un gran director de clínica dental. Estudiar este tipo de cursos te garantiza una profesión cada vez más presente, con gran empleabilidad y con muy buena proyección. Además, cada vez más aumenta más la demanda en el mercado de trabajo.

En palabras de Íñigo Campos, experto en formación en gestión y marketing dental, “es necesario profesionalizar cada vez más un sector tan importante de la salud…». La actual situación ha lanzado a muchas clínicas a iniciar estrategias de marketing online; “estrategias a menudo erróneas por carecer de profesionales formados en el marketing dental”, asegura Campos.

El paciente de las clínicas dentales juzga básicamente la calidad del servicio evaluando el desempeño de su proveedor de servicios dentales o clínica en dos niveles, el técnico y el funcional. A nivel técnico, se evalúa el éxito de una cirugía y, a nivel funcional, la preocupación mostrada por el doctor así como la confianza que inspira.

gestion y dirección de clinicas dentales

Este supuesto implica que los profesionales de la salud no pueden pensar que van a satisfacer al paciente, limitándose a brindar un buen servicio técnico. También se espera que dominen las habilidades de marketing.

En 2001, Bateson diferencia los términos de calidad de los servicios con la satisfacción que provocan en los pacientes. Según el autor, la satisfacción es un tipo de evaluación transitoria y específica de una transacción, mientras que la calidad de un servicio es una actitud que se forma a partir de una evaluación global a largo plazo de un desempeño dado. Si bien las percepciones de los pacientes sobre la calidad son evaluaciones a largo plazo después de que se ha prestado el servicio, la satisfacción se traduce en una reacción emocional a corto plazo a una experiencia específica del tratamiento realizado.

Al respecto, se hace una distinción entre satisfacción y calidad del servicio. La satisfacción del cliente les permite reformular constantemente su percepción de la calidad del servicio. Esta correlación se basa en los siguientes supuestos:

  1. las percepciones que los pacientes tienen de la calidad del servicio de una empresa con la que no tienen experiencia previa se basan en sus expectativas como consumidores.
  2. las reuniones posteriores con la empresa hacen que el consumidor pase por el proceso de reconfirmación y reconsidere aún más las percepciones de la calidad del servicio.
  3. cada reunión adicional con la empresa reconsidera o refuerza las percepciones de la calidad del servicio. El marketing en medicina dental y la evaluación de las expectativas estéticas de los pacientes.
  4. reconsideraron las percepciones de que la calidad del servicio cambia las intenciones de compra futuras de los consumidores.

Cuando no puede comprender las expectativas del paciente, será difícil lograr la calidad de servicio que espera. Así, se debe encontrar una manera de brindar un servicio que logre los objetivos del paciente, es decir, resolver sus problemas, sin olvidar los valores de cada uno, es decir, cada prestación de servicio debe ser completamente individualizada y completamente enfocada al paciente.